¿QUÉ SON LAS ESPIGAS Y POR QUÉ SON TAN PELIGROSAS PARA NUESTRAS MASCOTAS?

Publicado el 28 de junio de 2022 por  / Sin comentarios

Las espigas son esas vainas duras y alargadas que recubren las semillas de los cereales. Con el calor del verano se secan y su textura se vuelve dura y afilada. Tienen forma de flecha y vuelan con mucha facilidad, esto hace que se adhieran tanto al pelo como a otras superficies de nuestras mascotas. Las principales localizaciones suelen ser el oído, la nariz, los ojos, los espacios interdigitales y las axilas aunque realmente pueden clavarse en cualquier parte del cuerpo.


Cuando se clavan en los oído, las sacudidas frecuentes de cabeza y en muchas ocasiones la inclinación de esta hacia el lado del oído afectado, es el primer signo de alerta para el propietario. Su extracción es clave para evitar una otitis. Los animales de orejas largas y caídas tienen más predisposición a presentar este problema.


Cuando se clavan alrededor del ojo producen muchas molestias, blefaroespasmo (cierre de ambos párpados de forma permanente o semipermanente), quemosis y, en algunas ocasiones, secreción de tipo purulenta. Por tanto, una detección rápida es importante para evitar lesiones como úlceras corneales.


Cuando se introducen por vías nasales producen estornudos intensos con sacudidas muy bruscas e incluso con hemoptisis (expulsión de sangre), si no se actúa a tiempo la espiga puede avanzar y llegar hasta pulmón en los casos más severos.


A veces nuestras mascotas se las tragan clavándose estas en amígdalas, laringe y esófago produciendo nauseas y disfagia (dolor al tragar).


Cuando se clavan en zonas cutáneas como espacios interdigitales, axilas o zona perigenital producen heridas y abscesos que fácilmente se infectan, su rápida extracción evitará que migren y que la infección se extienda. En muchas ocasiones se requiere de ecografía para su localización. Se observa que el animal no para de lamerse la zona, esta se encuentra inflamada, enrojecida y muy caliente, incluso con secreción purulenta llegando a provocar cojeras.


Por todo esto es importante revisar a nuestra mascota cuando volvemos del paseo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>